Más protección para los yacimientos (Asturias)

21/4/12 .- http://www.lne.es

El Principado incluye en el inventario de patrimonio de Asturias 68 castros, cuevas y bienes arqueológicos del concejo de Oviedo, algunos ya destruidos.

La Consejería de Cultura del Principado de Asturias ha iniciado los trámites para incluir en el inventario de patrimonio cultural de Asturias un total de 68 bienes arqueológicos, como castros, cuevas o abrigos. Con este paso, la Consejería inicia el procedimiento para mantener y ampliar la protección a los restos arqueológicos de Oviedo, asumiendo todos los bienes incluidos en el mapa arqueológico del concejo. Algunos de ellos, sin embargo, han sufrido daños irreversibles, o bien ha sido completamente arrasados, como es el caso de algunos asentamientos castreños del Naranco.

La resolución de la Consejería de Cultura fue publicada ayer en el «Boletín Oficial del Principado de Asturias», y enumera los 68 bienes que está previsto incluir en el inventario. «La descripción pormenorizada de cada bien, en la que se incluyen referencias históricas, fotografías y planos detallados, así como la delimitación del ámbito de protección de cada uno de estos elementos, se detalla en las fichas de la Carta Arqueológica de Asturias correspondientes al concejo de Oviedo», señala la resolución.

La protección que impulsa el Gobierno regional, que para ello anula una resolución anterior del Principado, llega para muchos de estos asentamientos demasiado tarde, ya que se trata de un patrimonio muy castigado por el avance de la urbanización y por explotaciones industriales como las canteras.

Al menos tres de estos asentamientos castreños -el Picu Castiello de Cuyences; el castro de Llagú, y el de Monte Alto- han sido completamente destruidos, según detalla el propio mapa arqueológico del municipio. En cuanto al castro de Monte Alto, el yacimiento fue completamente destruido ya a finales de los años 60. El caso más llamativo es el del castro de Llagú, que fue víctima de un ataque vandálico en 1997, y, posteriormente, completamente excavado y «exhumado», para permitir el avance de una cantera.

Junto a los castros, se protegen cuevas como La Lluera, y Las Caldas, en Las Caldas, y abrigos como La Viña, en Manzaneda, además de otros restos arqueológicos.

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse