Escalada descubre los mensajes ocultos de los monjes que habitaron el cenobio (León)

12/2/12 .- http://www.diariodeleon.es

Vanesa Jimeno saca a la luz todos los grafiti realizados por los moradores medievales del monasterio .

Son voces que han atravesado diez siglos y siguen hablándonos. Son los graffiti que realizaron sobre la piedra los monjes de San Miguel de Escalada; huellas de su fugaz paso por este lugar que, gracias a la labor de Vanesa Jimeno, colaboradora honorífica del Departamento de Patrimonio Artístico y Documental de la Universidad de León, vuelven a hablarnos. Los resultados de esta búsqueda arqueológica nos permiten alumbrar la vida cotidiana de los monjes en el cenobio.

Cuenta la investigadora que el descubrimiento de estas inscripciones tuvo lugar gracias al estudio que previamente había realizado en los conjuntos arquitectónicos altomedievales que fueron excavados en el valle medio del Esla. «Los numerosos graffiti que hallamos en el interior de estos espacios y las semejanzas que presentaban con respecto a aquellos conservados en otras arquitecturas peninsulares, tanto excavadas como construidas, durante dicho periodo, nos llevó a emprender una búsqueda de ejemplos similares en los edificios históricos de su entorno más inmediato», destaca Vanesa Jimeno.

La mayor parte de las inscripciones se encuentran en el pórtico sur de acceso, especialmente a lo largo de la superficie de los fustes de las columnas y del vano de entrada, y la nave central, concretamente en las enjutas del segundo arco formero más próximo al presbiterio por el lado norte.

El conjunto de los graffiti practicados en el templo de Escalada presenta una amplia variedad de motivos, pertenecientes, en su mayoría, a los siglos medievales. Sin embargo, y como destaca Vanesa Jimeno, la atemporalidad de muchos de ellos, tales como cruces o estrellas, complica considerablemente su interpretación y una datación precisa. «En otros casos, la cercanía de otros graffiti que sí pueden ofrecer una cronología más o menos concreta, como son los de carácter epigráfico, ha permitido adscribirlos al mismo periodo e incluso hacerlo extensible a aquellos semejantes practicados en otras partes del templo», subraya.

La mayor parte de las inscripciones descubiertas en Escalada responden a temas ya conocidos por los investigadores, ya que encuentran sus paralelos en algunos edificios peninsulares. Asimismo, la investigadora indica que la arquitectura que fue excavada en su entorno más inmediato también es partícipe de similares manifestaciones, lo que permite poner de manifiesto la coexistencia de motivos análogos en espacios creados durante el periodo altomedieval en el mismo contexto geográfico, social y cultural.

Nombres y figuras. Todas las inscripciones de carácter epigráfico revelan una escritura visigótica y aparecen nombres como Micael, arcángel al que se consagra el edificio, y nombres de monjes que pudieron formar parte del cenobio, como Monioni Mno y Pps Monioni Monacho Fructo:so Monacho.

Tan sólo aparecen dos dibujos de figuras humanas, en el pórtico de entrada al templo. La primera está oculta tras una túnica, dejando al descubierto sus pies y brazos, elevados y con las manos abiertas. Además, se ha hallado otra figura masculina que porta calzado puntiagudo, detalle que, según Vanesa Jimeno, tiene más importancia de la que parece. «Se trata de un tipo de zapato denominado borceguí, utilizado en Europa desde el siglo XIII hasta finales del XV y ha sido representado en graffiti medievales localizados en la iglesia británica de Saint Peter de Stetchworth, en Gran Bretaña», destaca la investigadora. Los motivos zoomorfos se corresponden con dos de los animales más habituales en las inscripciones parietales: el ave y el caballo. Éste último se encuentra en el intradós del arco formero más cercano al presbiterio por el lado norte. «Casi la totalidad del cuerpo del animal se encuentra cubierto con líneas practicadas de forma más o menos paralela con el objeto de insinuar el pelaje del équido», subraya la arqueóloga, que añade que el elemento más llamativo de esta representación es el hecho de que desde su morro surgen unas bridas dirigidas hacia el lugar donde debería colocarse el jinete.

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse