El pasado obstaculiza el futuro de la autovía León-Valladolid

19/4/11 .- http://www.abc.es

El Ministerio se escuda en el yacimiento de Lancia, de cuya existencia sabía, para justificar el retraso

La posibilidad de desplazarse entre León y Valladolid por autovía se aleja cada día más de la realidad para aproximarse a una utopía. Se preveía que la A-60 estuviera construida en 2007, sin embargo, el Gobierno informó esta semana de una posible demora de otros cinco años. El motivo, la protección de Lancia, un yacimiento arqueológico existencia se conocía y que atraviesa el trazado diseñado.

Años atrás, actuaciones como la puesta en marcha de una gasolinera fomentaron excavaciones sobre una parte del yacimiento, que se intuía pudiera ser mayor, y que de hecho fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por la Junta. Al margen de estos indicios y de las advertencias de expertos en patrimonio, el Gobierno optó por proyectar sobre esta zona la autovía y desechar otras dos alternativas, contra las que se habían presentado alegaciones por el impacto en la economía local y en la agricultura.

Así, se contempló que la doble vía pasase por Lancia, en el municipio de Villasabariego, a unos veinte kilómetros de León, y en verano de 2010 comenzaron las excavaciones sobre una superficie de 40.000 metros cuadrados, unos 1.200 a lo largo del trazado de la autovía, en los que apareció una necrópolis con 200 tumbas del siglo I.

Tras las excavaciones, que han supuesto un coste de dos millones de euros, el Ministerio solicitó tapar los restos y proseguir con la ejecución de la obra y la Comisión Territorial de Patrimonio de León evaluó la viabilidad de proyecto en base a una ponencia técnica que recomendaba preservar el yacimiento, cubriéndolo con una capa de geotextil para su conservación y construir por encima. Sin embargo, esta propuesta, que para ser aprobada requiere de la unanimidad de los doce miembros de este organismo, recibió dos votos en contra —de los directores del Instituto Leonés de Cultura y del Museo de León, Jesús Celis y Luis Grau—, que obligó a trasladar la decisión a la Comisión de Patrimonio autonómica, que falló a favor de que se compatibilice la conservación y visibilidad de Lancia con las obras de la autovía.

Con la dificultad de determinar una zona próxima en la que no se puedan hallar más restos, el Ministerio de Fomento podría estudiar ahora un cambio de trazado con el que sortear el yacimiento o el mantenimiento del actual a través de un paso elevado. El cambio de planes afectaría a partes de la obra ya ejecutadas (incluso estructuras), no sólo en esta zona, sino también a las conexiones de la misma. De esta forma, habría que retrotraer todo el expediente hasta la fase de estudio informativo para sometimiento del proyecto a información pública y declaración de impacto ambiental.

«Excusa» o «jugarreta»

El Ministerio se escuda en la aparición de unos restos arqueológicos, que no eran desconocidos, para argumentar un retraso, que desde la Junta consideran una «excusa de mal cumplidor», según el consejero de Fomento, Antonio Silván, quien acusó al Gobierno de «falta de rigor» por no tener en cuenta el yacimiento a la hora de al proyectar la A-60, cuando se les advirtió de su existencia. Asimismo, argumentó que el entorno de Lancia no engloba ni dos kilómetros del trazado, y el resto de la obra no avanza. De hecho, los Presupuestos del Estado para 2011 solo prevén unos 400.000 euros para proyectos en los tramos pendientes de diseñar.

Por su parte, el secretario provincial del PSOE, Francisco Fernández, calificó de «jugarreta» la decisión de Patrimonio y denunció que se ha acordado de Lancia en periodo preelectoral para retrasar la autovía.

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse