Los investigadores constatan la existencia de unos baños árabes en el Castillo (Salobreña, Granada)

24/12/14 .- http://www.radiosalobrena.com/

Noticias
Los investigadores constatan la existencia de unos baños árabes en el Castillo (Salobreña, Granada)

Están situados bajo lo que se conocía como patio de armas. El monumento cerrará al público en los próximos días debido a las obras que se ejecutarán en la zona de acceso.


Las excavaciones e investigaciones arqueológicas que tienen lugar en el castillo árabe de Salobreña siguen arrojando interesantes resultados para conocer la historia y el funcionamiento de la fortaleza. Los responsables del proyecto han constatado la existencia de unos baños árabes situados bajo lo que se conocía como patio de armas.

Se conocía que el castillo contaba con un edificio residencial, que incluso se utilizó como prisión real, y sacarlo a la luz era uno de los objetivos del proyecto de intervención arqueológica, con el objetivo de potenciar su valor histórico. La zona que ya se encuentra excavada en el patio de armas –que tenía esa forma por los rellenos posteriores, pero no era tal originalmente- corresponde a un baño árabe o hammam de un tamaño considerable que, por ejemplo, duplica al del castillo de Almuñécar y es similar al que se sitúa en la alcazaba de la Alhambra. El recinto cuenta con todos los elementos característicos de los baños andalusíes, como las salas fría, templada, cálida y de descanso, así como el hipocausto, es decir, la cámara subterránea utilizada para calefaccionar el suelo.

El arquitecto Antonio Almagro, investigador de la Escuela de Estudios Árabes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y uno de los responsables del proyecto, ha contado a Radio Salobreña que este importante hallazgo ha sido sorpresivo. Además del hipocausto se han hallado las pilas y los sistemas de desagüe propios de este tipo de instalaciones. El baño es de época nazarí, posiblemente de los siglos XIV o XV, y posteriormente, en época cristiana, se aprovechó el recinto como vivienda. Según Almagro, una de las habitaciones del baño se convirtió en un patio, y ya en el siglo XVIII se realizaron otras obras que afectaron a las estructuras antiguas. Una de las hipótesis que se baraja es que el baño, al igual que otras estructuras del castillo, se haya visto afectado por un importante terremoto que tuvo lugar en 1494, lo que podría haber dado lugar a la decisión de remodelarlo.

Actualmente los expertos están estudiando las mejores formas de conservación de estos elementos, algunos de los cuales tendrán que ser consolidados. La idea es que queden expuestos al público, aunque para ello habrá que obtener nuevas formas de financiación, pues esas actuaciones no estaban contempladas en el presupuesto de la presente restauración. Todas estas cuestiones han sido planteadas el pasado miércoles a responsables de la Junta y del Ayuntamiento de Salobreña en una visita al monumento. En cuanto a la residencia nazarí que aún no ha salido a la luz, se espera hallarla en la zona que todavía no está excavada, junto a la torre del Homenaje.

Por su parte, el alcalde de Salobreña ha mostrado su satisfacción por estos descubrimientos que le aportan un valor añadido al castillo. No obstante, la preservación de estos elementos conllevarán una segunda fase, para la cual habrá que estudiar las formas de financiarla. El primer edil ha explicado además que la fortaleza se cerrará al público en las próximas fechas por motivos de seguridad, ya que en breve se levantará la pasarela de acceso.

Los responsables del proyecto no han precisado cuánto tiempo permanecerá cerrado el castillo a la visita turística, aunque han señalado que será durante “unos meses”.

Volviendo a las obras de rehabilitación, también se está actuando en el espacio situado junto a la torre Vieja, donde se ha puesto al descubierto un aljibe que ya estuvo a la vista en los años sesenta y que luego fue rellenado, mientras que también ha quedado a la vista un pavimento de origen cristiano. Se ha vaciado además el lateral de la torre, por lo que queda a la luz la base que se encontraba unos siete metros bajo tierra. Este edificio es uno de los que más afectado estaba por la falla natural que atraviesa el pueblo, por lo que se han tenido que realizar trabajos de consolidación.

La zona del patio de armas no es la única del castillo que está siendo excavada, pues también se está interviniendo en la muralla y las troneras construidas por los Reyes Católicos, que habían quedado tapadas con motivo de las obras de restauración realizadas durante el siglo XX. Para sacar a la luz estas estructuras ha sido necesario rebajar el nivel del pavimento en la zona interior de la muralla que da a la Iglesia. Esta zona es la que da acceso al baluarte que mira hacia el mar, conocido como batería o torreón del Aljibe, debido a que contiene en su interior una de estas estructuras de almacenamiento de agua, que también será puesta en valor para la visita turística.

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse