Una nueva dimensión de la Alhambra

20/10/14 .- http://www.elmundo.es/

Una nueva dimensión de la Alhambra

La Alhambra pondrá a disposición del público nuevas áreas visitables

Planea una intervención arqueológica que ponga en valor otros elementos del conjunto

El Plan Arqueológico de la Alhambra, un trabajo que ha durado más de tres años y ocupa casi 10.000 folios con 3.500 fotografías, planos inéditos y fichas arqueológicas, pretende dar una nueva dimensión al conjunto monumental de forma que pueda ser entendido "íntegramente" por todo el que lo visite. Dirigido por el catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Granada, Antonio Malpica, este plan convertirá a la fortaleza nazarí en "referencia y modelo de intervención arqueológica en el siglo XXI".

El espíritu del proyecto, según ha reflexionado Malpica, es intentar subsanar uno de los "graves problemas" que padece la Alhambra. Pensada y definida desde el momento de su creación no como monumento sino como ciudad palatina, hay sólo dos partes que se han "formalizado" como esenciales, la Alcazaba y los Palacios, pero no son únicas. A juicio del catedrático, esto hace que "la gente normal y corriente, que es la que visita el monumento", no pueda entenderlo fácilmente porque gran parte de lo que es la estructura productiva, la parte urbana o las huertas aparecen de forma "poco importante". Como ha dicho durante la presentación del plan, "es necesario que el monumento se contemple, pero que se contemple bien".

Con este ambicioso trabajo, enmarcado en el III Plan Director de la Alhambra y que ha desarrollado un equipo de 18 personas -arqueólogos, arquitectos y documentalistas, junto al grupo de investigación de la UGR Toponimia, Historia y Arqueología del Reino de Granada -, el conjunto puede contar con un diagnóstico pormenorizado del pasado y el presente del monumento que servirá para "proyectarlo en el futuro" llevando a cabo determinadas intervenciones e investigaciones arqueológicas. Entre ellas, las áreas que el plan contempla prioritarias son la Acequia Real, la Alcazaba, la Muralla de la Alhambra, Dar al-Arusa, Medina y Palacio de Abencerrajes, Huertas del Generalife, exploración del Generalife y Palacios Nazaríes.

El plan contiene un estudio de la documentación existente generada en el proceso de recuperación y mantenimiento del monumento; un estudio y conclusiones sobre la investigación arqueológica desarrollada hasta el momento; una identificación y evaluación de las áreas excavadas hasta la actualidad (había veces que no se sabía con exactitud si se había excavado o no); y un análisis y evaluación de los depósitos de materiales arqueológicos, para lo cual, según ha explicado Malpica, "era necesario profundizar en la necesidad de trabajar geomorfológicamente sobre lo que es la Alhambra".

Pero la parte central del proyecto, presupuestado en 341.465 euros, es la Carta Arqueológica, una herramienta que ha permitido la caracterización histórica del territorio, la identificación de las alteraciones que ha podido sufrir el registro arqueológico y la valoración que presenta para el desarrollo de investigaciones en el futuro, así como las necesidades de conservación. La Alhambra tiene "una situación compleja", ha definido Malpica. "Hay un museo y al mismo tiempo se hacen intervenciones arqueológicas, y no está claro donde acaba una cosa y empieza la otra". Para el catedrático, la finalidad última del plan es "práctica": se trata de elaborar "protocolos de intervención arqueológica" que traten al conjunto como un "único yacimiento".

Zonificación de la Alhambra

Un apartado esencial del trabajo es la zonificación de la Alhambra, inspirada en otros yacimientos como el de Medina Elvira y que consiste en dividir el territorio por funciones en zonas, áreas, sectores y subsectores para contar con un "código numérico" a través del cual poder reflejar exhaustivamente cualquier actuación.

En la Alhambra esta división consta de cinco zonas: el recinto fortificado, con una superficie total de 262.309 metros cuadrados y que integra las áreas de la Alcazaba, los Palacios, la ciudad, la muralla y bosque; la zona del Generalife y aledaños, que abarca una superficie de casi 400.000; el entorno BIC, de 3.417.700 metros cuadrados; las áreas conexas por el sur y por el norte del monumento, una es la banda de confrontación con la ciudad y otra el espacio menos humanizado pero donde hay restos y realidades arqueológicas de "cierta importancia", con 20.797.144 metros cuadrados; y, por último, la Acequia Real, que tiene una extensión de 2.116.168 metros cuadrados.

El objetivo del plan es que sirva para "proyectar la Alhambra en el futuro", puesto que como ha comparado Malpica "la gran tarea que nos queda es hacer del monumento no el traje de primera comunión que es sino un traje holgado" que se ajuste a su realidad. No obstante, ha avisado de que el "salto" nunca será cerrar la Alhambra y abrir una nueva, sino que "será una Alhambra por pasos y de manera comedida como se marca en el plan".

La directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, María del Mar Villafranca, ha deseado que pase "mucho tiempo" antes de tener que afrontar "una labor como la de Altamira, que cerraron su particular Alhambra y abrieron una nueva para el disfrute de la sociedad".

No será necesario en el caso del conjunto granadino pero sí ha reconocido que el Plan Arqueológico de la Alhambra pone sobre la mesa la necesidad de "establecer nuevas formas de visita y poner las cautelas que el plan establece en relación a las posibilidades y compatibilidades de uso" del conjunto. Así, ha anunciado que en cuanto esté concluido se presentará el Plan de Innovación de la Visita Pública, un documento que soluciona "los nuevos retos" del turismo que ha de enfrentar un monumento que el pasado año recibió a 2,3 millones de visitantes.

Según ha aclarado, no se limitará el turismo sino que se diversificará abriendo la visita a espacios que han estado habitualmente cerrados al público, como en el caso de Torres Bermejas.

Aunque los programas de actuación del conjunto monumental para 2015 "se están elaborando en la actualidad", Villafranca ha explicado que se abordará de "forma inmediata" la fase que quedó interrumpida en el Palacio de los Abencerrajes, "una intervención absolutamente prioritaria", así como la zona de la Alcazaba donde "en fechas próximas" se iniciarán las campañas de investigación arqueológica.

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse