Empresa de videojuegos invierte en excavación arqueológica para contextualizar su próximo juego

18/11/13 .- http://www.laopinion.es

Empresa de videojuegos invierte en excavación arqueológica para contextualizar su próximo juego.
Una empresa de videojuegos exhuma los huesos del corsario Amaro Pargo.
La multinacional convertirá al bucanero en un personaje de ´Assassins Creed´ .


Un equipo de arqueólogos, forenses y antropólogos exhumó ayer los restos del corsario Amaro Pargo de la Iglesia en el Convento de Santo Domingo, uno de los personajes más importantes y singulares de la historia de La Laguna. El objetivo de este desenterramiento es realizar un estudio sobre el pirata, que incluirá pruebas de ADN y la recreación de su rostro.

El equipo encargado de la recuperación de los restos procede de la Universidad Autónoma de Madrid. Allí se encuentra uno de los laboratorios de arqueología forense más importantes del país. Ellos fueron los encargados de levantar la centenaria lápida que se encuentra a la derecha de acceso principal del templo lagunero. Según una de las directoras del equipo, la arqueóloga Esther Andréu, hizo falta la fuerza de cuatro hombres para desplazar la pesada loza que ocultaba debajo una pequeña cripta.

El estudio, en el que participa la empresa que dirige Andréu, Arqueomedia, está financiado por la conocida multinacional francesa del videojuegos Ubisoft. El motivo es el próximo lanzamiento del que será la cuarta parte de la saga de Assassins Creed, inspirado precisamente en los piratas. La recuperación y el posterior estudio de los huesos del conocido corsario tinerfeño forman parte de la línea que esta empresa destina a proyectos de investigación. Es probable que Pargo se convierta en un personaje de esta conocida saga de videojuegos, Ubisoft quiere ser lo más precisa posible con la recreación.

"Defendemos la idea de que el verdadero tesoro está en nuestra propia historia y bajo ese concepto, haremos este trabajo de investigación", explicó ayer Andréu. El equipo, codirigido por el profesor y director del laboratorio de arqueología forense de la Autónoma, Ángel Fuentes, se desplazó hasta el templo ayer por la mañana. A las 15:00 horas de las tarde, las labores de exhumación habían finalizado. La lápida ha sido recolocada en su posición original. Tres antropólogos de la universidad madrileña también participaron en las labores de recuperación de los huesos.

Los restos serán trasladados a Madrid, donde se realizarán las pruebas pertinentes, y reintegrados en su lugar una vez finalicen los informes antropológicos. Entre los objetivos del equipo está la elaboración de pruebas de ADN que demuestren que, efectivamente, los huesos que se hallaban bajo la lápida pertenecieron al también conocido como el corsario piadoso. Además, y en base a su cráneo, se hará una reproducción de su aspecto físico. "Con esa imagen se elaborará además un busto que quedará después en la ciudad de La Laguna para recordar a este personaje", explicó Andréu.

La identificación de los restos será "relativamente fácil" gracias a que el equipo de investigadores tiene identificados a descendientes directos de la familia con los que comparar los resultados.

La cripta

La lápida de Amaro Pargo tiene tallados en uno de los laterales los apellidos familiares del corsario, Rodríguez Felipe. También tiene el escudo de armas y una calavera con dos tibias cruzadas.

Ayer, cuando se levantó la lápida por primera vez en muchos años lo que se encontraron los expertos fue una cripta de mediano tamaño. En el fondo, amontonados, había un conjunto de huesos. "Pareciera como si hubieran sido revueltos en algún momento", explicó Andréu. Es necesario recordar que Amaro Pargo murió, según consta en varios documentos, el 14 de octubre de 1747. Desde entonces han pasado, exactamente, 266 años. En ese tiempo, el templo ha sufrido algunas reformas.

En principio, explicó la codirectora del proyecto, toda la documentación apunta a que Amaro Pargo fue enterrado junto a sus padres y un esclavo negro al que liberó, Cristóbal. "Hay huesos de varios individuos, eso es cierto. Ahora toca clasificarlos y documentar todo el proceso", explicó la arqueóloga.

En la cripta no se encontraron más restos, ni siquiera los sarcófagos en los que podrían haber sido enterrados. Tampoco hay restos de vestimentas ni de otros materiales. Andréu recordó el "papel tan importante" que jugaron las Islas en el comercio entre América y Europa en el siglo XVII.

Amaro Rodríguez Felipe nació en La Laguna el 3 de mayo de 1678. Sus proezas como navegante y su relación con personajes históricos lo han convertido en uno de los más importantes de la historia del municipio y, por ende, de la Isla.

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse