El almacén de Indiana Jones (Valencia)

20/9/11 .- http://www.levante-emv.com

El ayuntamiento guarda decenas de miles de restos arquológicos encontrados en las obras de la ciudad

El Ayuntamiento de Valencia guarda decenas de miles de restos arqueólogos de la ciudad en un gran almacén donde se limpian, clasifican y custodian. Son 4.000 metros cuadrados y 31.000 cajas en las que se guardan restos aflorados, en su mayoría, durante la realización de obras públicas. Uno de los últimos hallazgos, el del aparcamiento de la calle Ruaya, ha aportado material de los siglos IV y III antes de Cristo, es decir, pruebas de la Valencia anterior a la Valencia Romana, que pueden reescribir la historia de la ciudad.
Este auténtico templo de la arqueología local fue visitado ayer por primera vez por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y de paso se empezó a mostrar al gran público un material que ahora sólo puede ser visitado por estudiosos pero que tiene vocación de formar parte en el futuro de muestras itinerantes e incluso permanentes, como dijo la propia alcaldesa y la concejala de Cultura Mairen Beneyto, que junto con el concejal de Descentralización, Vicente Igual, hizo las veces de guía en este recorrido.
Cuando alguien entra en este almacén puede ver grandes salas llenas de estanterías y cajas de plástico repletas de material y etiquetadas con escuetos mensajes identificativos como "cerámica" o "cráneos". Sólo las piezas más valiosas están expuestas y muchas otras están aún en fase de limpieza y clasificación.
Para Albert Ribera, jefe del Servicio de Arqueología Municipal, merecen ser vistas las maderas que soportaban el primer puerto de Valencia construido en el siglo XVII, relieves del Palacio Real o la vasija encontrada durante las obras de la Plaza del Mercat que contiene mil monedas de plata de los siglos X y XI, fechas que coinciden con la Taifa Valenciana. Se trata de dirhans árabes todavía en fase de limpieza y catalogación.

Anterior a la fundación

Destacan, finalmente, los restos encontrados en el aparcamiento de la calle Ruaya, vasijas, la mayoría segmentadas, de los siglos VI y III antes de Cristo, lo que habla de la ciudad anterior a la Valencia romana, cuyo origen se ha fijado en el año 138 antes de Cristo. Son los elementos que conectan la ciudad con el mundo griego, púnico e ibérico, resaltaron los responsables de las instalaciones.
En general, se trata de material muy revelador de la historia de la ciudad, de espacios tan significativos como la Cripta de San Vicente, la Galería del Tossal, las ruinas del Palacio Real o l'Almoina. De hecho, algunas de esas piezas pueden terminar en estos museos cuando se verifique su valor.
"Estamos obteniendo una importantísima información sobre nuestra historia incluso de antes de la fundación de la colonia romana", explicó Rita Barberá, que no dudó en calificar este almacén como "una de las mejores instalaciones de europa en depósito y estudio de piezas arqueológicas".

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse