Los esqueletos de San Isidoro (León)

9/7/11 .- www.diariodeleon.es

Las excavaciones en el atrio de la basílica sacan a la luz una veintena de cuerpos, dos sarcófagos y restos de un muro que podría pertenecer a la capilla funeraria de un noble


El atrio de San Isidoro oculta un cementerio. De momento, la empresa Decolesa, adjudicataria de las obras de rehabilitación de la colegiata, ha desenterrado ya una veintena de esqueletos. Aún no se ha determinado de qué época son los restos humanos; previsiblemente, medievales. La superficialidad de las prospecciones, a sólo 80 centímetros de profundidad, no permitirá conocer los niveles constructivos inferiores. Una ocasión desaprovechada para desvelar uno de los misterios que arqueólogos e historiadores no han podido desentrañar hasta la fecha: si San Isidoro se erigió sobre los cimientos de un primitivo templo romano dedicado al dios Mercurio.

Los trabajos se centran ahora en la zona próxima a la Puerta del Cordero, tras haber concluido ya la excavación en la Puerta del Perdón, donde localizaron dos sarcófagos y parte de un muro que podría ser de la capilla funeraria del noble leonés Juan Caballo, del siglo XIV, derribada por orden del arquitecto Juan Crisóstomo Torbado en torno al año 1910, porque restaba visibilidad al edificio románico.

Los sondeos tardarán aún tres meses en estar acabados. Las obras para rebajar el atrio en 38 centímetros y dejarlo al nivel de la plaza, dentro de la magna restauración del edificio que sufraga la Junta por importe de 542.000 euros, han permitido excavar en una de las zonas más desconocidas de la ciudad. De hecho, esta es la primera excavación que se hace en San Isidoro este siglo -”la última fue la del profesor norteamericano John Williams en 1971-”.

En busca del palacio real. Los expertos tienen puestas muchas expectativas en que la excavación que dirige Ignacio Murillo localice elementos que podrían desvelar cómo eran los palacios reales. León ha contado con cuatro: el de Ordoño (construido sobre las termas romanas y hoy bajo la Catedral), el de Palat del Rey, el de San Isidoro y el de Enrique II de Trastámara. Paralelamente a la excavación se está llevando a cabo la restauración de la fachada principal de San Isidoro (desde la puerta del Cordero a la del Perdón e incluido el ábside), que se encontraba muy deteriorada. Está previsto concluir la restauración de la colegiata en el plazo de un año, siempre que las excavaciones no deparen -˜sorpresas-™ que obliguen a demorar los trabajos. Quedan pendientes las obras de mejora en el Panteón Real y el museo, a los que la antigua Caja Madrid (hoy Bankia) se comprometió a destinar hace seis años dos millones de euros.

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse