La excavación para ampliar el IVAM buscará restos en la ronda de la muralla cristiana (Valencia)

7/1/11 .- http://www.lasprovincias.es

El secretario de Cultura afirma que se mantiene el proyecto original y que la Conselleria persigue financiación privada para las obras


Los edificios ruinosos y con frecuencia ocupados ilegalmente de la calle Beneficencia, en el barrio del Carmen, están un poco más cerca de desaparecer. Al menos así lo dijo ayer el secretario autonómico de Cultura, Rafael Miró, al hilo del proyecto de ampliación del IVAM, pendiente desde hace años por la falta de financiación.
Miró aseguró a Europa Press que también se ha encargado el estudio arqueológico posterior, ya que «se tiene constancia de que puede haber restos» en la zona. Citó al arquitecto José María Lozano como el profesional que se hará cargo de esta obra y la investigación.
A preguntas de LAS PROVINCIAS, Lozano matizó que el encargo pasaría sólo por una supervisión y no remunerada, debido a que es miembro del consejo rector del IVAM. A modo de ejemplo, recordó que ha sido el comisario de una exposición de arquitectura, donde renunció a cualquier honorario profesional.
El autor del nuevo casino de Valencia, entre otros inmuebles, dijo que el arquitecto Julián Esteban Chapapría será el que gestione toda esta obra. ¿Qué se puede encontrar debajo de los edificios a derribar en la calle Beneficencia? A lo sumo algún elemento medieval, principalmente algún taller o bodega, indicó. Citó el 'celler' hallado en la plaza del Árbol, integrado en el sótano de uno de los edificios de viviendas. La planta baja está pendiente de ocupación.
En la primera ampliación del IVAM se encontraron cimientos de la muralla cristiana que obligaron a modificar el proyecto. Es más, ahora forman parte de una sala de exposiciones temporales denominada Sala de la Muralla.
Esteban Chapapría comentó a este periódico que la impresión inicial es que no es «previsible» la aparición de restos arqueológicos de gran entidad, aunque matizó que algo similar se pensó con la ampliación de Les Corts y luego salió a la luz un tramo de la Vía Augusta.
Por esta razón se mostró cauto, a pesar de que la cartografía antigua indica que por ese sector discurría la ronda de la muralla y que por lo tanto había escasos edificios. La Conselleria de Cultura ya ha derribado uno de los edificios, debido a que sufrió un incendio y el Ayuntamiento declaró ruina inminente. El resto está pendiente de contratación, mientras que el estudio arqueológico hay que actualizarlo.
El recinto amurallado cristiano fue construido en 1356, durante el reinado del rey Pedro IV el Ceremonioso, para sustituir la antigua cerca islamica y abarcar así los nuevos arrabales formados fuera del antiguo recinto.
Con un perímetro de unos cuatro kilómetros, triplicó la superficie interior. En la fortificación se abrieron doce puertas, de las que sólo quedan como testimonio las Torres de Serranos, las de Quart y el antiguo Portal de los Judíos, en la plaza de los Pinazo y que forman parte de la plaza abierta para la estación de metro de la línea 5.
La ampliación del IVAM, en caso de que finalmente se ejecute ese proyecto, convertirá el edificio en uno de los más singulares de la ciudad. Los arquitectos Sejima y Nishizawa propusieron una espectacular cubierta metálica para unir todos los edificios.
Galardonados con el premio Pritzker del pasado año (el premio más importante que se concede en el mundo a un arquitecto), su ambiciosa iniciativa es inviable hoy en día, a pesar del firme propósito de la dirección del IVAM y de los responsables de la Conselleria.
Miró dijo sobre esto que se trabaja en la «búsqueda de financiación privada para que colabore en el proyecto de ampliación», para insistir en que el proyecto «en ningún momento está descartado, sigue en pie completo, tal y como lo diseñaron los arquitectos japoneses del equipo SANAA, y lo que se busca es una fórmula de financiación».
Sí que aludió a que se «puede retocar algo de la distribución interior pero partiendo del proyecto inicial», lo que fue ratificado después por otras fuentes, que aludieron a ligeras modificaciones para abaratar algo el presupuesto.
Y mientras sucede esto, los vecinos del Carmen quieren sacar provecho a los solares. Como adelantó este periódico, la asociación Amics del Carme ha propuesto al IVAM el uso provisional de las parcelas como jardines, huertos urbanos, áreas de juegos infantiles y zonas de descanso, al menos hasta que se haga la ampliación del museo.
Consideran que en una superficie de 3.000 metros cuadrados es demasiado espacio para dejarlo «en barbecho» en el centro histórico hasta que se consiga la financiación. El proyecto de demolición contempla una única fase, al igual que la excavación arqueológica. En la actualidad, los edificios abandonados sirven para fiestas ilegales y cobijo de indigentes.

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse