Sale a la luz una posible ciudad islámica en Barbastro (Huésca)

19/1/19 .- https://www.heraldo.es

Noticias
Las obras de las travesías de Barbastro sacan a la luz posibles restos de la ciudad islámica

La DGA limita la excavación arqueológica para que los trabajos no se dilaten más




Las obras de urbanización de una de las entradas a Barbastro, por la carretera de Salas, se acometerán en breve una vez que terminen los trabajos arqueológicos en el barrio de Santa Bárbara y que están sacando a la luz estructuras de diferentes épocas, pero sobre todo de los orígenes de la ciudad islámica.

De las cuatro actuaciones en marcha desde 2018 para adecentar las travesías a la ciudad, solo queda por iniciarse los trabajos en la A-1232, que une Barbastro y Puente Buera, en dirección Salas, en la avenida Navarra.

Estos trabajos estaban supeditados a la realización de una excavación arqueológica que comenzó el 24 de octubre y que se está demorando más de lo previsto a tenor de los importantes vestigios aparecidos de distintas épocas: desde el siglo XVI–XVII, como las dependencias del convento de los Trinitarios (extinto en el siglo XIX con la Desamortización de Mendizábal), hasta fragmentos de la posible muralla que los musulmanes construyeron para proteger la villa que fundaron. Además se han encontrado parte de un templo de época renacentista, restos óseos de enterramientos cristianos, sobre todo infantiles, cerámica andalusí, monedas de distintas épocas, aljibes, atifles de hornos, habitáculos, una pequeña talla de sílex prehistórica retocada (descontextualizada)… Todo este material se preservará en el Museo Provincial de Huesca una vez finalizado su estudio arqueológico.

Sin embargo, el principal hallazgo y más sorpresivo ha sido encontrar sillares colocados a tizón (a la manera andalusí), de carácter defensivo, lo que revelaría una de las murallas que rodeaba la ciudad. Según expertos consultados, y a falta de una catalogación científica, podrían datar de los siglos X y XI y serían un entramado defensivo que conectaría las dos partes más antiguas de la ciudad, donde se ubican los barrios del Entremuro y Santa Bárbara.

Además, en la prolongación de la excavación hacia el río, se han encontrado edificaciones que formarían parte de uno de los arrabales de la ciudad medieval de época islámica.

Tras estos hallazgos, la Dirección General de Carreteras del Gobierno aragonés ha decidido modificar el proyecto de la travesía para evitar que los trabajos arqueológicos se dilaten, según han confirmado fuentes del departamento. Y la Dirección General de Cultura y Patrimonio ha ordenado acotar la zona de las excavaciones a la parte afectada directamente por el trazado de la nueva carretera. Con esta nueva resolución, estos vestigios van a ser soterrados una vez que se hayan estudiado y consolidado las estructuras aparecidas, pese a que la excavación no ha concluido.

"Se podría excavar en el futuro"

Desde el Ayuntamiento, promotor junto a la DGA de la obra, priorizan el acondicionamiento de la travesía y señalan que "si esta excavación se considera de importancia se podría abordar en un futuro para no entorpecer el proyecto, porque estamos con calles cortadas y problemas vecinales propios de una obra. La excavación se va a ceñir estrictamente al proyecto, que se debe desarrollar en tiempo y forma", reitera el edil de Urbanismo y Cultura, Iván Carpi. El Consistorio considera que los trabajos deben seguir su ritmo y que habrá que esperar a los estudios para determinar su datación cronológica.

El concejal respeta la directrices marcadas por el Gobierno de Aragón, pero también deja la posibilidad abierta de mostrar en público algún resto en función de su interés histórico, aunque "habrá que esperar a la datación y catalogación. Sí así fuera lo pediríamos al Gobierno de Aragón".

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse