Carta de una arqueóloga: La otra cara del yacimiento del Born

11/7/16 .- http://www.elperiodico.com/

Carta de una arqueóloga: La otra cara del yacimiento del Born

Cuando digo a qué me dedico, siempre las respuestas suelen ser de admiración y sorpresa. Incluso de envidia. Fascinación, curiosidad y, por desgracia, mucho desconocimiento. He estudiado una carrera y dos másteres para formarme como arqueóloga y tengo mucha experiencia. Pero he tenido que emigrar al Reino Unido para poder ejercer mi profesión. Y aún se supone que tengo que estar agradecida. Otros, cansados de la inestabilidad, de la precariedad y de los salarios míseros, han decidido dedicarse a otras cosas. Por eso me duele cuando se politiza un yacimiento arqueológico como es el del Mercat del Born, en Barcelona.

No me quejo de que se use mano de obra barata o gratuita (estudiantes del grado de arqueología de la UB) para excavar, porque los estudiantes también tienen que aprender, y este es un yacimiento espectacular; pero lo que no me gusta es que hayan quedado décadas de trabajo de muchos profesionales de la arqueología en el olvido y sin los cuales hoy no podríamos disfrutar de los restos del que un día fue el Barrio de la Ribera. Todos ellos repito, actualmente en el paro, dedicados a otras profesiones, o que siguen trabajando pero sin cobrar desde hace meses, en arqueología, por supuesto.

Claro que esto no le importa ni al Ayuntamiento, ni al Servei d’Arqueologia de Barcelona, que no se preocupan de si contratan empresas de arqueología que no pagan a sus trabajadores (Codex, Arqueologia i Patrimoni), que no ofrecen condiciones buenas de seguridad e higiene en el trabajo, y que no valoran a las personas, porque sí, los arqueólogos también somos personas y tenemos nuestras necesidades básicas. Pero eso da igual cuando se puede invertir en un proyecto para hablar de la independencia de Catalunya (el Mercat del Born es el símbolo de la derrota el 11 de septiembre de 1714 en la Guerra de Sucesión).

Y yo me pregunto: ¿por qué no se llevan a cabo proyectos para dar trabajo a los arqueólogos, en vez de ahorrarse unos cuantos euros utilizando solo a estudiantes? ¿Por qué no se fomentan las investigaciones arqueológicas en Barcelona desde el Ajuntament? ¿Qué hace el Servei d’Arqueologia, si no vela también por los arqueólogos? ¿Nadie se da cuenta de que se está invirtiendo dinero público en la formación de nuevos arqueólogos y arqueólogas que, en cuanto acaben la carrera, se verán obligados a emigrar o a cambiar de profesión?

En vista de estas y otras muchas situaciones, creo que no me queda más remedio que seguir trabajando en Inglaterra a la espera de que algún día pueda volver a mi ciudad natal, aunque dudo que sea para seguir ejerciendo mi profesión como tanto me gustaría.

buy replica watches in here

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse