Las canteras califales, redescubiertas tras diez siglos (Almería)

19/6/15 .- http://www.elalmeria.es/

Las canteras califales, redescubiertas tras diez siglos (Almería)

Un grupo de amigos consigue lo que la Administración no ha podido: poner en valor el enclave donde nació la capital Organizan visitas guiadas donde explican la historia de la zona


Almería cuenta con múltiples elementos de interés que dan vida a su rico patrimonio histórico pero, si hay un elemento que podría proclamarse como la joya de esta corona junto a la Alcazaba, ese serían las canteras califales. Ninguna Administración ha conseguido poner en valor este enclave del que parten las raíces de la capital nació la capital que hoy conocemos. Movidos un poco por la indignación ante este ostracismo, un grupo de vecinos del barrio de La Chanca ha sido capaz de redescubrir las canteras para la sociedad después de diez siglos.

Cabe recordar que de las canteras califales se sacaron las primeras piedras que levantaron la Alcazaba y la muralla mandadas a construir por Abderramán III y continuadas por el primer rey taifa Jayrán al-Amiri. Tal importancia histórica parece que nunca ha sido motivo suficiente para impulsar y hacer un esfuerzo por un elemento que está considerado como un auténtico tesoro por parte de los historiadores y también de los almerienses que lo han conocido. Este enclave gana más empaque si cabe a través del misticismo que rodea a la barriada de La Chanca, por donde se accede, y que representa la más pura idiosincrasia almeriense. Un barrio que ha servido de inspiración a cientos de artistas de muy diferente índole, enamorados de la belleza y la cultura de un lugar que no deja indiferente a nadie.

'La Chanca -Pescadería. A mucha honra' es como se denomina este grupo de amigos que, de manera altruista, está intentando poner en valor a su barriada y también el patrimonio histórico que esta ostenta, como las canteras califales. Como buenos conocedores de la zona y su historia, han conseguido que casi 1.500 personas hayan visitado las canteras en los últimos tres años. Han aprovechado las redes sociales para organizar unas rutas guiadas que cada vez tienen más visibilidad y que ya empiezan a estar en boca de todos en la calle, uno de sus principales objetivos.

Ni Junta ni Ayuntamiento han conseguido, de momento, lo que ellos. Las visitas a esta espectacular zona de la capital se han caracterizado por su escasez cuando han sido ellas quienes las han promovido y los últimos movimientos en este sentido se remontan a 2010. Después de esa fecha, las visitas al Cerro de La Melliza y al entorno del barrio de Pescadería han brillado por su ausencia.

Como si de los propios canteros se tratase, los participantes en las visitas de este colectivo protagonizan una aventura en una zona abrupta pero de una belleza difícil de describir. De estas canteras no se extrae piedra alguna desde el año 1147, después de haber suministrado piedra durante algo más de un siglo. Sin embargo, su estado de conservación es más que aceptable y permite conocer perfectamente cómo fue aquel proceso. De un interés notable resulta también para los investigadores, que pueden comprobar las técnicas de extracción gracias a las huellas que aquí perduran. Unas fracturas que permiten viajar al pasado y ver como se sacaban sillares de 40 por 60, cual ladrillos, para hacer realidad el nacimiento del monumento más importante del que goza la sociedad almeriense: la Alcazaba.

Este entorno estuvo ocupado por fundiciones de plomo, un ejemplo insólito del patrimonio industrial de la capital. Por tanto, en este territorio se observan también las antiguas canteras que abastecieron a la ciudad de material de construcción desde la conquista cristiana al siglo XVIII.

Hace unos años vallaron algunas de las canteras por motivos de seguridad, lo que no dificulta su disfrute, ya que pueden ser contempladas pese a ello sin ningún tipo de problema. En este sentido, los amigos de 'La Chanca -Pescadería. A mucha honra' piden, a falta de un verdadero impulso para este enclave, que se termine de vallar y adapte el camino de acceso hasta la zona. Además, insisten en que instalar una señalización sería un paso importante para facilitar la ubicación, siendo mínima la inversión pero importante la relevancia si se lleva a cabo.

Este yacimiento, que se considera adosado a la Sierra de Gádor, presenta una piedra de color amarillento frente al grisáceo o violáceo de las piedras de esa sierra.

El valor histórico-artístico de estas piedras, o lo que es lo mismo, de las canteras, proviene, proviene de su carácter fundacional. Con ellas se creó Ala capital por Abderramán III y por ellas fue también conocida como 'la ciudad de piedra'. Este emplazamiento ha sorprendido, y mucho, a los cientos de almerienses que han tenido la oportunidad de visitarlo gracias a este grupo de amigos en los últimos tres años. La idea es que nadie quede ajeno a su historia y tenga la oportunidad de conocerlo, pero al mismo tiempo se han marcado como objetivo que "las administraciones valoren y conserven todos los elementos que pertenecen a esta parte del patrimonio y se potencien las características del barrio de Pescadería- La Chanca y su entorno. Piden medidas que den lugar a un revulsivo turístico para estas rutas guiadas y que Junta o Ayuntamiento las absorba para hacerlas crecer. Como último fin, los amigos de la Chanca-Pescadería también se han marcado acabar con el estereotipo que hay de la barriada, "pues la muralla de Jairán para nuestro barrio no se ha derribado y con estas rutas se pone un grano de arena más para acabar con barrera psicológica", explican.

Noticias relacionadas

Comenta la noticia desde Facebook

Comentarios

No hay comentarios.

Para escribir un comentario es necesario entrar (si ya es usuario registrado) o registrarse